Caseta de jardínA la hora de pensar en comprar una caseta de jardín son muchas las aplicaciones que podemos tener en mente, desde solo almacenar herramientas de jardinería hasta utilizarla como una habitación adicional de nuestra vivienda. Nuestra caseta de jardín puede ser destinada como habitación de invitados, o como taller de bricolaje o carpintería; puede que simplemente sea para dar un espacio de juego adicional a los niños o para usarla como garaje.

Si estamos pensando en comprar una caseta de jardín es importante tener en cuenta distintos factores que os detallamos a continuación ya que los materiales, tamaños y características variaran en función al uso que le queramos dar y al lugar donde la queramos colocar, no solo el precio debe ser el factor que tengamos en cuenta a la hora de hacer la elección de la caseta de jardín adecuada.

Material de las casetas de jardín:

Podemos destacar 3 materiales como los principales con los que se construyen a día de hoy las casetas de jardín, serían: madera, metal y resina.

Casetas de madera:

Caseta de jardín de metal

Las casetas de madera destacan por su diseño, suelen ser las más bonitas ya que aportan un toque más rustico y un diseño más vistoso a nuestro jardín. Por el contrario tienen un montaje que resulta ser más complejo y requieren un mantenimiento regular para mantenerla en óptimas condiciones.

A la hora de comprar casetas de madera es importante tener en cuenta si son de madera tratada o sin tratar. Las casetas de madera tratada ya incluyen el tratamiento con un producto insecticida y fungicida, además del barniz protector, están casetas por norma general vienen listas para montar y utilizar.

En el caso de comprar una casete de jardín en madera sin tratar es posible que ahorremos en el precio pero es importante aplicar el tratamiento de barniz correspondiente a todas las piezas antes y después del montaje para para proteger la madera de hongos, insectos y humedades.

 

Casetas jardín metal
Casetas de metal:

Las casetas de jardín de metal galvanizado destacan por ser resistentes a los golpes y a la corrosión, son muy ligeras lo que facilita su transporte y montaje, además requieren mínimo mantenimiento, pueden limpiarse simplemente con manguera.

Como punto negativo destacamos que no se recomiendo su instalación en ambientes salinos ni donde estén expuestas a fuertes vientos.

Casetas de resina:

Las casetas de resina son de las más populares, tienen muchas ventajas. Destacan por su facilidad de instalación, son ligeras y muy sencillas de montar. No requieren mantenimiento. Son resistentes a ambientes salinos y resisten muy bien la incidencia de los rayos solares y el agua.

Montaje de las casetas de jardín:

Es importante tener en cuenta que todas las casetas de jardín, inclusive los modelos que incluyen suelo, deben ser instaladas sobre una superficie firme, nivelada y con buen drenaje. No se recomienda instalar casetas de jardín directamente sobre tierra o césped. También es importante dejar un espacio de al menos medio metro entre las paredes de la caseta y cualquier otra superficie para evitar humedades y permitir contar con espacio suficiente para poder efectuar tareas posteriores de mantenimiento, sobre todo en los modelos de casetas de madera.

Casetas de madera:

Las casetas de madera se pueden instalar por ensamblaje de tableros de madera o de lamas machihembradas. Suelen ser las más complicadas de instalar y se recomiendo efectuar el montaje por mínimo dos personas. Destacan dos tipos de montaje, el ensamblaje de madera panelada, donde los paneles preensamblados de entre 12 y 16 mm se unen entre sí, es el tipo más fácil y rápido de montar; lamas machihembradas, es el montaje es más lento y complejo aunque el espesor de la madera de 19 a 44 mm, garantiza una mejor resistencia y aislamiento térmico.

Casetas de metal:

Las casetas de metal son muy sencillas de montar, prácticamente pueden ser montadas por una sola persona, aunque para modelos grandes en función al peso y tamaño se recomienda hacerlo por al menos 2 personas. El montaje consiste en la unión de paneles de metal mediante perfiles y tornillos.

 

Casetas jardín resina
Casetas de resina:

Las casetas de resina son las más fáciles de montar, pueden ser montadas por una sola persona, aunque para modelos grandes en función al peso y tamaño se recomienda hacerlo por al menos 2 personas para mayor comodidad. El montaje no necesita de mucha tornillería la mayoría se montan mediante un sistema de clics.

Dimensiones de la caseta de jardín:

Para seleccionar las dimensiones de la caseta de jardín es importante considerar tanto las dimensiones interiores como las exteriores de la caseta. En el caso que tengamos planeado utilizarla para almacenaje debemos tener en cuenta que los tamaños de los objetos que planeamos almacenar, no solo importan las dimensiones internas de la caseta sino también las dimensiones de las puertas, ya que según el objeto y su forma, el tamaño de las puertas es clave, puede que nos interese con una puerta o con dos, con ventanas o sin ventanas, etc.

Otro aspecto a considerar es si incluyen o no el suelo, depende del modelo y del fabricante puede que el suelo este o no incluido. Dependiendo del uso puede que nos interese o no tener este suelo incluido.

A continuación os damos una orientación de que podéis almacenar en función a los metros cuadras de la superficie de la caseta de jardín:

Hasta 4 M2: Herramientas de jardinería como motosierras, desbrozadoras, etc; además juguetes, sillas de jardín, etc.

Hasta 10 M2: Maquinaria de jardín como cortacéspedes, bicicletas, barbacoas, bancos de trabajo, etc.

Hasta 16 M2: Mesas, sofás de jardín, tumbonas, carretillas, tractores cortacésped, etc.

Hasta 40 M2: Garaje, habitación de invitados, etc.

Esperamos que este post os resultara útil, tanto si os ha gustado como si no, os invitamos a que nos dejéis vuestros comentarios.

Gracias!

El equipo de Indoostrial.com

...tu ferreteria online.